La estadounidense Simone Biles, estrella de la gimnasia artística, renunció a la quinta competencia desde el inicio de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, al bajarse de la final de suelo, prevista para el lunes, informó la Federación de su país.

"Simone se retira de la final de suelo y tomará una decisión sobre la barra de equilibrio (que se disputa el martes) más tarde", hizo saber USA Gymnastics, sobre el último compromiso que tiene agendado la atleta de Columbus, Ohio.

Biles, de 24 años, paró de competir en Tokio 2020 el pasado martes 27 en la competencia femenina por equipos invocando la necesidad de proteger su salud mental y física.

Después de esa decisión, la estadounidense comunicó su baja en el concurso individual y en las finales de salto y barras asimétricas.

"Desde que entro al tapiz, estoy yo sola con mi cabeza, tratando con demonios en mi cabeza (...) Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi salud y mi bienestar", explicó Biles a la prensa después de la primera renuncia que provocó la sorpresa de la comunidad deportiva mundial.

Biles, cuatro veces campeona olímpica en Río 2016, había abandonado a sus compañeras del 'Team USA' tras su paso por el primer aparato, la barra de equilibrio, donde estuvo por debajo de sus estándares, con una nota de 13,766 puntos.

"No tengo tanta confianza en mi como antes, no sé si es una cuestión de edad. Estoy un poco más nerviosa cuando estoy haciendo mi deporte. Tengo la impresión de que ya no puedo disfrutar como antes", añadió, haciéndose eco de una declaraciones recientes de la tenista japonesa Naomi Osaka, que también habló públicamente de su salud mental y los problemas que estaba experimentando ante la presión mediática.

Comentarios