El 3 de noviembre de 1950, en un Luna Park repleto, el seleccionado de básquetbol entró en la historia grande al consagrarse como el primer campeón mundial en el deporte. Y casi 54 años después, un grupo de doce jugadores se transformó en leyenda al dar el batacazo y subirse a lo más alto de un podio olímpico. En el marco de los Juegos de Atenas, con un Emanuel Ginóbili intratable y respaldado por un tremendo equipo, Argentina venció un día como hoy pero de 2004, a Italia por 84-69 y se colgó el Oro por primera vez.

La bandera nacional, en lo más alto del podio.

Fue una revancha personal para nuestro plantel de lo ocurrido dos años antes en el Mundial de Indianápolis, donde un muy polémico fallo arbitral en la última jugada de la final lo privó de volver a consagrarse en un torneo de tal magnitud. Y también fue un breve desquite puesto que en la fase de grupos de los Juegos, Italia lo superó en el último compromiso y lo "condenó" a ir del lado de Estados Unidos, el gran cuco para todos.

Sin Fabricio Oberto lesionado en el cruce de semifinales, Rubén Magnano apostó por darle la titularidad a Luis Scola, quien cada vez que ingresaba daba soluciones. Y Luifa fue determinante para la consagración puesto que aportó 25 puntos y 11 rebotes, para ser el líder de nuestro país.

Impresionante volcada para sentenciar el partido de Scola.

Pero no fue el único que sobresalió, ya que Manu sumó 16, Alejandro Montecchia 17 y Rubén Wolkowyski 13.

El triunfo fue categórico. De principio a fin, nuestro seleccionado demostró que quería el oro y no se conformaba con haber llegado a la final. Fue así que, si bien al descanso largo se fue arriba por 2 tantos, en el tercero -al igual que pasó en la mayoría de los encuentros- marcó la diferencia y sentenció el encuentro a su favor.

"Contra Italia era una final y no había que dejarla escapar. Contra un rival que muchos de nuestros jugadores tenían un conocimiento acabado de quiénes eran y de cómo jugaban. Eso fue un plus que nos ayudó muchísimo. Y te digo, el slogan de ´no lo vamos a dejar escapar´ nos ayudó mucho a conseguirlo", nos comentó el entrenador en exclusiva.

"Fue una jornada histórica para el deporte. La antesala la dio el fútbol y nosotros la tuvimos de muy buena forma. Fue un hito para todos. Un gran día para el deporte argentino", enfatizó, para sentenciar: "fuimos de menor a mayor a lo largo del torneo. Desde la preparación hasta la final".

¡Reviví el partido completo!

Comentarios

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos