Más que un partido, fue una verdadera batalla. Y aunque tuvo altibajos, Diego Schwartzman jugó en un nivel superlativo para derrotar en cuartos al austríaco Dominic Thiem, número 3 del mundo, por 7-6 (7-1), 5-7, 6-7 (6-8), 7-6 (7-5) y 6-2 y no sólo meterse en las semifinales de Roland Garros sino, también, pata entrar en el top ten del ránking por primera vez en su carrera. 

Fue un durísimo partido el que, tras largas y disputadas 5 horas y 8 minutos de juego, le permitió al Peque hacer historia en un día sensacional para el tenis argentino donde, durante la mañana de este martes, Nadia Podoroska también se había metido en semifinales pero en el cuadro femenino.

El Peque pasó por altos y bajos, pero nunca claudicó.

Schwartzman, actual N° 12 del mundo pero desde la próxima semana entre los 10 mejores, se convirtió en el primer semifinalista argentino en Roland Garros desde Juan Martín del Potro en la temporada 2008 tras lo que fue una verdadera prueba de supervivencia ante un rival que fue subcampéon en las pasadas dos ediciones del Grand Slam parisino y reciente ganador del US Open.

El argentino ganó el primer parcial y amenazó con estirar su ventaja, quedando a dos puntos de cerrar el segundo y teniendo bolas de set en el tercero. Tras ver la derrota a dos puntos de distancia, una situación que haría temblar a cualquiera, Diego igualó el encuentro y mandó la batalla al delirio del quinto set. La intensidad fue de tal calibre que la tensión se vivió a ambos lados de la red, con el puño apretado del austriaco y la desesperación momentánea del Peque.

El parcial definitivo arrojó a dos jugadores dispuestos a remar hacia el límite. Con unos golpes durísimos brotando de las manos de Thiem, de capacidad innata para crear ángulos de todo tipo, y la velocidad de reacción de Schwartzman, con habilidad suficiente para responder desde cualquier posición. En el partido más largo de toda su carrera, la primera vez que caminó sobre la quinta hora, el surgido de Náutico Hacoaj demostró una capacidad de sufrimiento a la altura de los más fuertes.

Diego Schwartzman demuestra que está cada vez más afirmado en el circuito.

Ahora, el Peque se enfrentará en las semifinales de Roland Garros al ganador del duelo que enfrentará al español Rafael Nadal, al cual derrotó jugando un partido sensacional en el Masters 1000 de Roma, y el italiano Jannik Sinner.

Mirá el punto ganador de Schwartzman: 

Comentarios