En la mañana de miércoles en Sydney y la noche del martes en la Argentina, el equipo nacional que se encuentra en Australia disputando al ATP Cup, antesala del primer Grand Slam del año, cayó sin atenuantes en su serie ante Polonia y se quedó sin chances de pasar a la ronda final. 

Fue una jornada para borrar rápidamente de la memoria del tenis criollo ya que el día había comenzado bastante entreverado con la dura y sorprendente caída de Federico Delbonis y terminó peor con la derrota del Peque Diego Schwartzman (13º) ante Hubert Hurkacz, 9º en el ranking ATP, por 6-1 y 6-4. 

De esta manera, los representantes albicelestes se quedaron sin chance alguna de pasar a la fase final del certamen porque ni el punto del dobles le alcanzaría para quedarse con la serie ante la selección europea, que, en sus encuentros de singles, selló la historia con un 2-0 inapelable. 

Lo del Peque podría haber estado en los planes ya que el polaco es top ten pero lo curioso fue lo que le sucedió al representante zurdo. Igualmente, Schwartzman tampoco tuvo una buena participación en el partido y "rifó" el primer set, plagado de imprecisiones y errores no forzados. 

Recién en el segundo set se decidió a abandonar esa vorágine en la que había ingresado y se dedicó a jugar y pelear cada punto, tal como es su costumbre. Como prueba de ello, el noveno game del segundo set (con el score 4-4) duró más de ocho minutos. 

Delbonis, 44º del ranking, tuvo una actuación para el olvido y había dejado muy comprometida la clasificación de la Argentina para las semifinales de la Copa ATP: el zurdo había caído derrotado inesperadamente por 6-3 y 7-6 (7-3) frente al entusiasta polaco Kamil Majchrzak, 117º y de 25 años, en el primer partido de la última jornada del grupo D de uno de los certámenes que se juegan en el país Oceánico, en la previa del Abierto de Australia. 

Recordemos que la Argentina necesitaba ganar ambos encuentros para alcanzar la siguiente etapa, ya que solamente el primero de cada zona avanzará a las semifinales. Y en cuanto a esa necesidad, los cañones estaban apuntados a que Delbonis, por experiencia y mejor ubicación en el circuito, se quedase con el primer cruce. 

Al que madruga, a veces Dios no lo ayuda: Delbonis cayó inesperadamente en la mañana de Sidney.

 El equipo dirigido por Alejandro Fabbri, uno de los entrenadores de Schwartzman,  ya se había impuesto con antelación en las series contra Georgia y Grecia, al igual que su rival de esta jornada, Polonia. Por lo que en este último cruce se definía mano a mano el pase a la siguiente ronda. 

La etapa de grupos se desarrolla hasta dentro de dos días porque el viernes 7, en la primera semifinal, el vencedor del grupo A se cruzará con el ganador del D. En tanto, en la segunda semifinal, que será el sábado 8, se medirán los triunfadores de las zonas B y C.

Por su parte, la final se llevará a cabo el domingo 9. Hasta el momento, España encabeza el grupo A, Rusia es el puntero del B y hay total incertidumbre entre Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania y Canadá en el C.

Vale mencionar que el criterio para el desenlace de cada ronda es el siguiente: primero se tomará en cuenta la cantidad de series obtenidas, luego el número de partidos ganados, promedio de sets y, por último, el promedio de games. En caso de producirse una igualdad en todos esos aspectos, se toma en cuenta el enfrentamiento entre los conjuntos que llegaron a esa última instancia equiparados. 

Comentarios