Dejó una marca indeleble. Se trata del ala-pivot Pau Gasol, la máxima figura del básquetbol español, quien se despidió este martes en Barcelona de la actividad profesional a los 41 años y tras haber conquistado los principales títulos de la disciplina, a excepción del oro olímpico.



Dos medallas de plata olímpicas, un Mundial y tres títulos europeos con la selección ibérica sumó Gasol a los dos anillos que ganó en la NBA como jugador de los Los Angeles Lakers. "Es una decisión difícil de adoptar después de tantos años, pero la maduré durante mucho tiempo porque quería cerrar mi carrera jugando y no entre muletas e intervenciones quirúrgicas", confesó en conferencia el talentoso jugador que en los últimos años afrontó varias lesiones.

En sus años en la poderosa NBA, donde jugó seis All-Stars, Gasol también pasó por Memphis Grizzlies, Chicago Bulls, Milwaukee Bucks y San Antonio Spurs, donde fue compañero del bahiense Emanuel Ginóbili.


Retornado al Barcelona en febrero de este año y luego de más de un año alejado de las canchas por lesión, Gasol sumó su último título con el equipo blaugrana al conquistar la Liga ACB y perdió la final de la Euroliga ante Anadolu Efes.



"Estoy agradecido a todos por haber logrado un título con Barcelona. Este no es un adiós, sino un hasta pronto. Se cierra una etapa como jugador, pero hay muchos caminos abiertos para mí en el futuro. Son muchas las posibilidades de hacer algo importante, o al menos esa es mi esperanza", concluyó.

Comentarios