La pasaron por encima y no lo soportó. Por eso, la final femenina del Abierto de los Estados Unidos fue para la japonesa Naomi Osaka, que le ganó a una irascible Serena Williams por 6-2 y 6-4.

Naomi Osaka posa con el trofeo (AFP).

Si bien fue meritoria la victoria de Osaka, primera tenista de su país que gana un Grand Slam, la nota la dio la menor de las Williams. Primero, recibió una amonestación en el segundo juego del segundo set por presuntamente recibir órdenes de su entrenador y fue penalizada con un juego tras el séptimo al llamar "ladrón" al árbitro portugués Carlos Ramos.

Tras varios intercambios dialécticos entre juegos, Serena le exigió a Ramos que le pidiera disculpas por su advertencia y, al no hacerlo, lo llamó "ladrón" por "robarme un punto". Así, el umpire decidió sancionarla con la pérdida de un juego, pasando de ceder 3-4 la segunda manga a 3-5. "Esto no es justo, esto no está bien. Esto es increíble", lamentó, entre lágrimas. "Nunca más vas a volver a arbitrarme. Nunca", continuó. Tras la reanudación, Williams ganó su saque pero Osaka terminó logrando el triunfo.

Comentarios

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos