Era todo felicidad en Ferrari... hasta que arrancó el campeonato de la Fórmula 1. Si bien los de Maranello habían sido los más veloces en los tests de pretemporada en Barcelona, en los entrenamientos en Melbourne, Australia, sede de la 1ª fecha, aparecieron, cuando no, los Mercedes con Lewis Hamilton a la cabeza. Y estalló Sebastian Vettel.

Vettel explotó contra Mercedes.

"¿De qué iban sus tonterías de 'Oh, estamos en muy mala forma' y esas cosas? No lo entiendo, sinceramente. La ventaja de Mercedes fue una sorpresa. Se veían realmente rápidos. No sé si fue culpa nuestra, porque hoy nos costó un poco", disparó el alemán, apuntando al equipo que domina la categoría desde hace un lustro.

Y se quedó porque su auto "no responde exactamente como quiero aquí y por eso me falta confianza. En este momento, estamos trabajando a fondo para intentar entender lo que pasó en la sesión, las cosas que probamos, cómo cambiamos las cosas".

Hamilton lideró los ensayos.

Lo cierto es que, durante la madrugada de nuestro país, se desarrolla la primera clasificación de la temporada.

Comentarios