A pesar de que el día estuvo nublado, para Argentina salió el sol y brilló como el oro. De la mano (o el pie) de Iñaki Iriartes Mazza y de Agustina Roth, quienes en BMX Freestyle se quedaron con la presea más deseada dando el gran batacazo ya que se impusieron por sobre Alemania, amplio favorito.

La primera en salir en escena fue Roth, de 17 años y oriunda de Bahía Blanca, culminó la ronda final con 74 puntos, obtenidos en su segundo intento (72,33 logró en la primera pasada). La alemana Lara Lessmann la superó ya que logró 83,66 en su mejor intento, por lo que relegó a la bonaerense al segundo lugar.

Luego, sin lugar a dudas, Iriartes Mazza dio el gran batacazo al imponerse en la manga de hombres con 83,33 unidades, alcanzadas en su segunda lanzada (80 sumó en el primer intento). El alemán Evan Brandes, quien era amplio favorito, terminó con 82 puntos.

Al existir igualdad en ambas ramas, tanto, Argentina como Alemania compartieron el primer lugar del podio, siendo Japón ganador de la medalla de bronce.


“Siento que ser campeón olímpico es un privilegio porque ahora vamos a tener una voz más alta para llegar a personas más grandes y que le den más importancia a nuestro deporte”, comentó Iriartes Mazza ante la pregunta de Depo.

Ser “biker” es algo que le cambió la vida. El chico abandonó la escuela, pero el deporte le permitió estar concentrado en un objetivo y escapar de las adversidades que uno encuentra en la vida diaria. “El BMX Frestyle es mi escuela en la vida. Dejé de ir a la escuela hace un par de años. Gracias este deporte estoy aplicado, me enseñó valores. Mis padres me respetan. El BMX no sólo te enseña a ser un buen deportista, sino también una mejor persona. Son materias extracurriculares que te enseña cosas de la vida para ser aplicados en el deporte”, enfatizó.

Sin embargo, su estilo de vida le jugó una mala pasada al momento de ingresar por primera vez a la Villa Olímpica. “Había un reglamento que no sabía que existía. Entré a la Villa vestido como un biker y me regañaron por no usar el uniforme y no seguir ´al ganado´. Por eso tuve un poco de altibajos, pero no pasa nada. Creo que haber influido con el oro, va a hacer que los dirigentes más grandes, que tienen una mente más retrograda, van a poder abrir la mente y aceptar a todos los chicos tal cual son”, comentó.

A la hora de analizar lo que fue la competencia, el joven no dudó en argumentar que “siendo sincero, se veía la diferencia de experiencia entre ambos. A mí me tocó curtirme en este parque y ser más diferente al resto. Por eso tuvimos una mejor performance”, para de inmediato agregar: “a la primera fui a la segura. Tratando de lograr lo que me llevó hasta acá. En la segunda quise superarme y poder lucirme. Por suerte salió todo bien y me quedé con la medalla de oro”.

Más acción

Este sábado se iniciará la otra parte del ciclismo con las pruebas combinadas de hombres y mujeres. En masculino, Argentina estará representada por Agustín Durán y Yoel Vargas, en tanto la dupla femenina estará compuesta por Valentina Muñoz y Camila Samso.