El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic; la primera ministra, Ana Brnabic; el ministro de Deportes, Vanja Udovicic; el Comité Olímpico y la Federación de Tenis del país balcánico reaccionaron hoy fuertemente en defensa de Novak Dkojovic, deportado de Australia luego de una batalla con el Gobierno en la justicia.

"La farsa ha terminado. La política ha derrotado al deporte esta vez", lamentó la Federación de Tenis de Serbia en un comunicado, tras conocerse el fallo que confirmó la expulsión del jugador, que así no podrá disputar el Abierto de Australia.

El presidente Vucic fue el primero en defender al número 1 del mundo al considerar que Australia "se está humillando a sí misma" y el fallo del Tribunal Federal pone fin a días de "maltrato" recibido por el nueve veces campeón en Melbourne.

La primera ministra Brnabic coincidió en la idea de un "maltrato físico e ideológico" y se mostró incrédula por la diferencia de criterio de la justicia federal, luego del aval recibido por parte del juez Anthony Kelly, del estado de Victoria.



“Como primera ministra no estoy contento, pero una no debe ser demasiado emocional. Espero ver a Novak en Serbia para que podamos superar esto juntos de alguna manera y apoyarlo en estos momentos difíciles”, dijo Brnabic a la prensa en Belgrado, según reprodujo el diario australiano The Age.

“Ganador de 20 títulos de Grand Slam, el mejor del mundo, alguien que escribe la historia del deporte en el planeta, ese es y siempre será Novak Djokovic. Todo lo demás es tontería y vergüenza, absurdo y muestra de hipocresía. ¡Leyenda, orgullo de Serbia, estamos contigo!”, respaldó el ministro de Deportes, Vanja Udovicic.

Por su parte, el Comité Olímpico de Serbia se expresó muy decepcionado con la deportación que "le negó la oportunidad de confirmar el título al mejor tenista de todos los tiempos".



“El deporte se esfuerza constantemente a nivel mundial por permanecer independiente de la política y las influencias externas, ya que los mejores sólo ganan en esas circunstancias. Obviamente, ese no fue el caso esta vez y de manera antideportiva, a Novak se le negó el derecho a competir por su décimo título del Abierto de Australia”, cuestionó.

Comentarios