El caso de la tenista china Peng Shuai, quien estuvo desaparecida durantes varios días luego de que realizara una denuncia importante contra un miembro del gobierno de su país, no ha pasado desapercibido para las autoridades del tenis femenino quienes han tomado una drástica decisión, de cara al futuro. 

La Asociación Femenina de Tenis (WTA, sus siglas en inglés) decidió suspender todos sus torneos en China y Hong-Kong para el 2022 y así lo dio a conocer el CEO del circuito femenino, Steve Simon, en un comunicado: "Si las personas poderosas pueden reprimir las voces de las mujeres y barrer las acusaciones de agresión sexual bajo la alfombra, entonces la base sobre la que se fundó la WTA sufriría un inmenso revés", sentenció.

Recordemos que la tenista reapareció públicamente el pasado 21 de noviembre en una videollamada con Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional. Sin embargo, las dudas en torno a la vida personal de la jugadora continuaron. La WTA volvió a la carga hoy y anunció que suspende de manera definitiva todos los torneos que debían disputarse en China y Hong Kong el año entrante, algo por lo que ya había amenazado mientras no se sabía nada de la jugadora y el caso estaba candente. 

"La WTA reconoció que el mensaje de Peng Shuai tenía que ser escuchado y tomado en serio. Las jugadoras de la WTA, por no hablar de las mujeres de todo el mundo, no merecen nada menos", continuó el comunicado. 

Luego agregó: "El mensaje de Peng se ha eliminado de Internet y la discusión sobre este grave problema ha sido censurada en China. A los funcionarios chinos se les ha brindado la oportunidad de poner fin a esta censura, demostrar de manera verificable que Peng es libre y puede hablar sin interferencia o intimidación, e investigar la acusación de agresión sexual de manera completa, justa y transparente".

La WTA cargó inmediatamente contra el régimen chino al sentenciar que "desafortunadamente, el liderazgo de China no ha abordado este tema tan grave de manera creíble. Si bien ahora sabemos dónde está Peng, tengo serias dudas de que sea libre, segura y no sujeta a censura, coerción e intimidación".

Comentarios