Es poseedor de una marca que se mantiene indeleble en la historia del Turismo Carretera. Marcó una época en la categoría más importante del país. Junto con su hermano Oscar ganaron 14 campeonatos en 15 años y se convirtieron en el máximo emblema de Ford. Nacido un 14 de febrero de 1916, Juan Gálvez no sólo fue, con nueve, el piloto con más campeonatos, sino también un dedicado mecánico y preparador de sus propios autos en una época donde todo era más artesanal y en la que, también, cada carrera podía ser la última debido a los riesgos a los que se exponían.

Tres años menor que el Aguilucho, Juancito unió pasiones con su hermano y fueron germinando la idea de competir en autos de carrera. Luego de horas de trabajo en el taller, arrancó como acompañante de su hermano en las Mil Millas de 1937 con el seudónimo de Cito para no despertar las sospechas de sus padres, que no veían con buenos ojos la arriesgada idea de sus hijos. Tras aquellas primeras experiencias comenzó a competir por su lado, logrando buenos resultados enseguida. Debutó con un Ford el 14 de diciembre de 1941 en las Mil Millas de Avellaneda Automóvil Club, donde se impuso en la segunda etapa y, en el clasificador general, terminó detrás de Juan Manuel Fangio, que ese año se alzaría con el bicampeonato.

La espera no lo desesperó

El paréntesis por la Segunda Guerra Mundial, que paralizó la actividad fierrera desde 1942 hasta 1946, sólo sirvió para retrasar la andanada de victorias y campeonatos que lo esperaban.

Con su hermano Oscar ya afianzado y con dos títulos de TC bajo el brazo, Juan irrumpió en 1949 logrando no sólo su primera victoria, el 22 de febrero en la Vuelta de Santa Fe, sino también ganando el campeonato al imponerse en cinco de las siete pruebas en las que participó: la mencionada en Santa Fe, el Circuito Turismo, la Vueltas de la Pampa y de Entre Ríos y Gran Premio de la República.

Con su estilo, dominó a placer

De perfil mucho más bajo que Oscar, Juan no era de esos pilotos espectaculares que se destacaban en la época. Pero sí hacía gala de un estilo fino, prolijo y de un sentido estratégico de las carreras, donde su frase de cabecera era “Correr en autos es andar lo suficientemente despacio para llegar antes que los demás”. Y los resultados están a la vista porque, entre 1950 y 1952 ganó otros tres campeonatos de TC, totalizando 12 victorias.

Juancito, a fondo con su cupecita. Un piloto inigualable.

Tomó impulso y firmó otro poker

Tras dos temporadas (1953 y 1954) en las que no dejó de ser protagonista (logró 11 victorias), pero en las que fue subcampeón de su hermano Oscar Gálvez, en el período 55, 56, 57 y 58 volvió a ser imbatible, consiguiendo la friolera de 16 triunfos y otros cuatro campeonatos de TC. A esta altura, el dominio de los Gálvez era arrasador y sólo Rodolfo de Álzaga, en 1959 y también con Ford, cortó la seguidilla de los porteños.

Y llegó el noveno

En 1960, Juancito no dejó dudas y participó de 13 pruebas, imponiéndose en ocho: Mar y Sierras, Vuelta de La Pampa, Vuelta de Arrecifes, Vuelta de Rojas, Vuelta de Hugues, Mil Millas, 500 Millas Mercedinas y la Vuelta de Pehuajó. Con este impresionante nivel, se quedó con una nueva corona, la última de su fantástico historias, para sellar esa marca de nueve campeonatos de Turismo Carretera que, al día de hoy, sigue inmaculada desde hace 60 años. 

 

Por Cristian Re

Comentarios

Ver más productos

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

"Alberto es un tipo temperamental"

"Alberto es un tipo temperamental"

Tendencias para el fin de semana

Tendencias para el fin de semana

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: secretos y verdades

Evita: secretos y verdades

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos