Transcurría la Súper Especial 8 en María Las Cruces, Chile, cuando todo el mundo comenzó a preguntarse por el estado de salud del piloto belga Thierry Neuville: el Hyundai conducido por el actual líder de la competencia, golpeó el lado izquierdo del vehículo, dio varias vueltas de campana para destruir el rodado y, cuando todos se imaginaban lo peor, tanto el europeo como su copiloto resultaron ilesos.

Comentarios