El sueco Anthony Yigit tuvo que retirarse el sábado de la pelea ante el bielorruso Iván Baránchik por el título mundial superligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), tras sufrir una espeluznante inflamación en un ojo que se le cerró totalmente. 

El combate terminó en el séptimo asalto por decisión del médico encargado de controlar la salud de los deportistas.

 
 
 

Comentarios