El escolta James Harden jugó el miércoles por la noche un notable partido al marcar 61 puntos en el triunfo como visitante de Houston Rockets (27-20) ante New York Knicks (10-36) por 114 a 110, en otra jornada de la NBA.

Pese a que no tuvo su mejor noche en cuanto a triples, falló 15 de 20 tiros, Harden culminó con 17 aciertos sobre 38 tiros de campo y 22 de 25 desde la línea de personal, en los 40 minutos que jugó.

Otra noche mágica del Barba.


Harden, goleador de NBA y aspirante a revalidar el premio de Jugador Más Valioso (MVP), aportó un doble-doble al capturar 15 rebotes, incluidos nueve defensivos; repartió cuatro asistencias y recuperó cinco balones.

Además sumó en lo que va de la temporada su quinto partido con, al menos, 50 puntos, algo que ningún otro jugador ha conseguido, y 21 consecutivos con anotaciones de 30 o más.

Comentarios