Las comparaciones suelen ser odiosas, y más en un deporte como el automovilismo, donde los progresos tecnológicos hacen que, entre una época y otra, las diferencias sean abismales.

Sin embargo, nadie puede negar que este quinto título de la Fórmula 1 lo sitúa a Lewis Hamilton en un lugar muy especial, al menos desde el factor numérico: a la altura de Juan Manuel Fangio. Después podrán desgranarse las campañas de ambos y demás menesteres, pero el mérito del británico está fuera de discusión.

No fue la mejor carrera para el de Mercedes aunque, sabía, debía ocurrir una catástrofe para postergar la coronación. Y, claro, eso no ocurrió. Porque a pesar de que sufrió con la degradación de los neumáticos, el nacido en Stevenage un 7 de enero de 1985 nunca perdió el eje de su objetivo y ratificó -por si alguien lo dudaba todavía- que es el mejor piloto de, al menos, el último lustro.

Campeón por primera vez en 2008, a bordo del McLaren MP4-23, en aquella infartante definición con Felipe Massa (Ferrari) en Interlagos, Hamilton debió esperar hasta 2014, en su segunda temporada con Mercedes, para ganar un nuevo campeonato de Fórmula 1.

Luego, repitió con apabullante contundencia en 2015, perdió por muy poco la pulseada con su compañero/némesis Nico Rosberg en 2016 y volvió a dar cátedra en 2017 y en este 2018, donde fue de mayor a menor, mostrando una cualidad de la que no gozó Sebastian Vettel: sangre fría.

Así Hamilton, respaldado por un equipo que rara vez falló en la estrategia (todo lo contrario a Ferrari) y por un compañero como Valtteri Bottas que se sacrificó por la causa, fue construyendo un título al que comenzó a darle forma en el GP de Alemania, cuando Vettel dilapidó una segura victoria.

En el podio de los grandes

Con 33 años y dos más de contrato asegurados con Mercedes, da la sensación de que llegar a la meta de siete campeonatos de Michael Schumacher es el próximo objetivo de Hamilton. Pero lo cierto es que anotó su nombre junto al del Chueco.

¿Cómo fueron los números de cada uno cuando llegaron a su quinta corona? Fangio había disputado siete temporadas en la máxima, atrapando los títulos de 1951, 1954, 1955, 1956 y 1957, logrando 24 victorias, 29 poles y 35 podios sobre 51 carreras. Impresionante. Lewis, por su parte, lo hizo en 225 grandes premios, donde acumuló 72 victorias, 81 poles (récord histórico) y 132 podios.

Max se dio el gusto

Si bien todos los flashes apuntaron a Hamilton, Max Verstappen (Red Bull Renault) brilló en el Hermano Rodríguez y se sacó la espina de haber perdido la pole en manos de su compañero Daniel Ricciardo.

El holandés tuvo una largada fenomenal y comandó sin altibajos la carrera. Ricciardo fue la contracara: largó mal y terminó abandonando. Vettel remó todo lo que pudo y terminó segundo, mientras que su coequipier Kimi Räikkönen llegó tercero.

Comentarios

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos