Novak Djokovic recibió un revés judicial este domingo y debió dejar Australia sin la posibilidad de disputar el Grand Slam y en calidad de deportado, tras haber sido detenido nuevamente y puesto a disposición de la justicia en un hotel de refugiados. El tenista número 1 del mundo según la ATP ya se fue rumbo a Dubai, donde descansará y reflexionará sobre lo sucedido.

Quien no se calló para nada la boca es Srdjan Djokovic, quien se refirió al calvario que vivió su hijo, al que anteriormente había comparado con Jesus. Esta vez, aseguró que se trató de un "atentado fallido con 50 balazos en el pecho".

"Ha terminado el atentado fallido contra el mejor deportista del mundo con 50 balazos a Novak en el pecho", señaló Srdjan Djokovic.

Además, hace mención a que el número uno del tenis mundial felicitó durante la audiencia judicial de hoy a un joven tenista por una victoria.

"Y después de todo eso, él manifiesta apoyo a un joven jugador de 17 años, eso es Nole: Un ser humano, un hermano, nos vemos en París", concluye Srdjan Djokovic

Comentarios