El debut de los nuevos capitanes de la Copa Davis fue este fin de semana ante Colombia. Por primera vez en la historia, tres entrenadores asumieron el lugar para darle a la Argentina la posibilidad de volver a levantar la Ensaladera de Plata. Esta nueva conducción tripartita nació de la mano de Agustín Calleri, recientemente elegido titular de la Asociación Argentina de Tenis. Pero más allá del resultado, uno de ellos es el que tiene la voz de mando. Se trata de Gastón Gaudio, quien además goza de las preferencias de un importante político nacional: Mauricio Macri, su amigo.

Es que el Gato logró ganarse la simpatía de la Casa Rosada debido a una serie de gestiones para acercar al poderoso emir de Qatar a la Casa Rosada. El ex tenista tiene una amistad desde hace años con el influyente qatarí, Hamad Al Tami, ex accionista del París Saint Germain y responsable del Abierto de tenis de Doha, donde conoció a Gaudio.

La gestión tuvo que ver con varias cuestiones vinculadas a los negocios, ya que Al Tami intenta desembarcar en el país con inversiones en el interior para desarrollar energía sustentable y tener la posibilidad de volcarse también al mercado petrolero. No sólo eso, el emir, además, compró tierras en la Patagonia y fue el gestor de lograr el acuerdo de Boca con la compañía aérea Qatar Airways, nuevo sponsor de la camiseta xeneize.

Gaudio tiene tan buena relación con Hamad Al Tami que fue invitado en enero pasado a entregarle el premio al ganador del Abierto de Doha, que cayó en manos de Novak Djokovic, reciente vencedor del US Open, al vencer a Juan Martín del Potro.

Pero Gaudio llegó a la capitanía gracias a la buena relación también de Macri con Calleri, amistad que se forjó cuando hubo un acercamiento por parte del secretario de Turismo de la Nación, Gustavo Santos.

Cabe recordar que el Gordo, como le dicen de manera cariñosa sus amigos al mandamás de la ATP, fue elegido diputado nacional por Córdoba y se encuentra con pedido de licencia. Gaudio, ya más aplacado en sus decisiones deportivas, aceptó la llegada al cuerpo colegiado de Guillermo Coria (no tiene onda con su ex colega de court), para mostrar su capacidad de mando al frente del combinado nacional.

Sin embargo, allegados al primer mandatario ya hablan del futuro de Gaudio más allá del tenis y lo imaginan como posible candidato para las próximas elecciones de un club: Independiente. Macri cree que allí, después de su paso por la capitanía de la Davis, puede dar batalla. Tiene enfrente nada menos que al poderoso Hugo Moyano.

Carlos Stroker