Era algo que estaba al caer, y cayó. Dando otra soberbia muestra conductiva en una carrera que tuvo un inicio electrizante y caótico, Lewis Hamilton (Mercedes) destrozó a todos sus rivales y no sólo se llevó el Gran Premio de Portugal en Portimao, sino que escribió historia de la grande en la Fórmula 1 al lograr su victoria 92 y convertirse en el piloto más ganador de la categoría, superando las 91 de Michael Schumacher. 

La carrera tuvo un inicio de locos, con una tenue llovizna que apareció sobre el trazado de Algarve y que trastocó toda lógica en la largada, donde Carlos Sainz (McLaren Renault) tomó la punta por asalto, relegando a Valtteri Bottas (Mercedes) y a Hamilton al segundo y tercer puesto, respectivamente, mientras que Kimi Räikkönen (Alfa Romeo Ferrari) pasó del 16° al sexto lugar. 

Sin embargo, la llovizna pasó y todo se comenzó a normalizar. Sainz comenzó a perder rendimiento y los Mercedes tomaron el mando de la carrera, con el finés como líder y el séxtuple campeón mundial detrás. Y, como ocurre en la gran mayoría de las veces, Hamilton comenzó su avance demoledor y, a pesar de quejarse de algún problema en un neumático delantero, nada lo paró. 

Así, en la vuelta 20 aprovechó el DRS en la recta y superó sin problemas a su compañero de equipo, al que cada vez se le nota más le rol de escudero en el equipo dominante. Ya en la punta, Hamilton aplastó a todos. De hecho, salvo a Bottas, el batallador Max Verstappen (Red Bull Honda), que llevó tercero, y a Charles Leclerc (Ferrari), cuarto, al resto les sacó una vuelta. Tremendo. 

"Se lo debo al equipo aquí y a los de la fábrica. Ha sido un privilegio trabajar con ellos. Sólo pude haber soñado alguna vez con dónde estoy hoy. Me tomará un tiempo asimilarlo. No puedo encontrar las palabras en este momento", señaló el hombre récord.

Detrás del inglés hubo más acción y Pierre Gasly (Alpha Tauri Honda) fue uno de los más destacados con un gran quinto puesto tras luchar palmo a palmo en los últimos giros con Sainz (sexto) y con Sergio Pérez (Racing Point Mercedes), quien había quedado 20° al comienzo por un toque con Verstappen y que logró llegar séptimo, mientras que los Renault de Esteban Ocon y Daniel Ricciardo, y la Ferrari de Sebastian Vettel cerraron el top ten.

El clasificador muestra la enorme diferencia de Hamilton con el resto.

Con esta histórica victoria, Hamilton estiró su ventaja en le campeonato de pilotos y suma 256 puntos, Bottas tiene 179, Verstappen 162, Ricciardo 80 y Leclerc 75. En la Copa de Constructores, Mercedes tiene 391 puntos, Red Bull 211, Racing Point 120, McLaren 116 y Renault 114.

La próxima carrera será el 1° de noviembre en Italia, por el GP de Emilia Romagna.

Hamilton dio una muestra de poderío escandalosa.

Por Cristian Re 

Comentarios