Sale de la zona de vestuarios con la entereza de saber que continúa escribiendo historia de la grande. Levanta la cabeza y automáticamente todo el público presente que colmó el natatorio en el Parque Olímpico la ovacionó de pie. Y cuando Gerardo Werthein le cuelga la medalla de plata en el pecho, no puede contener el llanto y se quiebra mostrando ante la cámara la palma de su mano izquierda y una dedicación especial: “Abuela” y un corazón. Delfina Pignatiello, a los 17 años, se llevó más que una presea. Dejó atrás el fallecimiento de su abuela y toda la presión que tenía por ser una de las máximas esperanzas nacionales en los Juegos Olímpicos de la Juventud, para demostrarle a propios y extraños que el bicampeonato mundial no fue una casualidad.

Delfina muerde la medalla plateada (Hernán Nersesian -diario Crónica-).

Luego de que la húngara Ajna Kesely se impusiera en la final de los 800 metros libre y se quedara con el oro con un tiempo de 8m27s00/100 y la bonaerense llegase solamente a 4s82/100 del primer puesto (el podio lo completó la austríaca Marlene Kahler a 8s97/100), Pignatiello emocionó al mundo. “Esto es para mi abuela Amalia que falleció la semana pasada antes de empezar los Juegos, así que esta carrera fue totalmente para ella. Sé que estuvo conmigo”, comentó la joven en zona mixta.

El podio femenino en los 800 metros libre (Hernán Nersesian -diario Crónica-).

“Fueron lágrimas de emoción. Un poco de todo. Salir y que toda la gente me ovaciones fue fuerte. Siento satisfacción porque al final lo que uno hace me parece que vale la pena. Voy a aceptar que hubo mucha presión, pero traté de disfrutarlo”, agregó.

Toda la emoción al recordar a su abuela (Hernán Nersesian -diario Crónica-).

A pesar de que desde hace largo tiempo está en la elite juvenil, todavía no se acostumbra a la fama. Cuando tiene cámaras o micrófonos delante, se pone nerviosa. Claro, es una adolecente que está viviendo como un adulto. Sin embargo, cuando comienza a declarar, lo hace con altura. Como a la hora de analizar lo que fue la competencia. “Por más que el tiempo no fue el que quería estoy muy contenta. Pasaron muchas cosas duras este año, no siempre se gana. Tengo que aprender a disfrutar el momento”, enfatizó la oriunda de San Isidro.

Comentarios

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos