Los tres fantásticos: Roger Federer, Novak Djokovic y Rafael Nadal acapararon el tenis mundial, ganando entre ellos 14 títulos de Wimbledon. Roger se impuso por tercera vez ante Rafa en la catedral del tenis. Los amantes del tenis gozan del privilegio de poder ver frente a frente a uno de los duelos más significativos del deporte blanco. Por sus edades tal vez sea una de las despedidas, la última vez que se enfrentaron fue en 2008, hace 11 años.

Después de los cuartos de final las canchas ya muestran una carencia de césped en los lugares de saque, que producen piques deficientes. Por eso es fundamental saber que el revés tiene mucha carga de efecto y resulta muy difícil poder devolverlos.

Federer consiguió el triunfo porque supo dosificar la energía, motivo por el cual abandonó el segundo set cuando estaba perdiendo por 4 a 1. Además su saque lastimó durante toda la contienda, lo mismo que su revés con slice paralelo.

En este piso se favorece más el que ataca que el que defiende. Fue un espectáculo lleno de emociones y hay que resaltar el respeto mutuo de ambos tenistas, una lección que debería aprender Nick Kyrgios, de enormes condiciones pero de una falta de respeto alarmante.

En mi etapa de Juniors de tres años, fue en Wimbledon donde jugué mi último Grand Slam, allá por 1969, hace 50 años, frente a Jeff Simpson, perdiendo en tercera vuelta, y abandoné la raqueta en Chile en el torneo de Viña del Mar.

Hice una muy linda amistad con el sueco Björn Borg, un muchacho muy introvertido y correcto, de unas piernas muy ágiles. Una vez me dijo algo que nunca olvidaré: “El que tiene miedo a perder nunca va a ganar”.

Tiempos muy distintos comparados con los de ahora, empezando por las raquetas de madera, muy pesadas y pequeñas, falta de canchas para entrenar y vestuarios muy poblados. Ese año salió campeón Rod Laver, fue su cuarto y último título de Wimbledon, venció a otro grande, John Newcombe.

Volviendo al encuentro entre Nadal y Federer, si bien fue parejo el suizo supo ganar los tantos decisivos por mayor talento y variedad de golpes y su enorme sabiduría para jugar en césped.

Uno de sus puntos flojos en que define en pocas oportunidades los break point a favor, es decir le cuesta muchísimo ganar los puntos de quiebre.

Ahora las expectativas se trasladan para el domingo donde se enfrentaran en la final de Wimbledon, Novak Djokovic, número uno del mundo, contra Roger Federer que intentará conquistar su novena corona. Ya son leyendas y millonarios, sus aspiraciones se concentran en batir records.

Ver más productos

San Juan de Capistrano

La Iglesia recuerda a San Juan de Capistrano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos

Comentarios