Se viene el final de la temporada y el campeonato de la Fórmula 1 está más caliente y abierto que nunca. Así lo ve el jefe del equipo Mercedes, el austríaco Toto Wolff, quien se refirió al título de pilotos y a la Copa de Constructores que pelea contra Red Bull y Max Verstappen.



"Tanto el torneo de pilotos como el de equipos están abiertos, y para nosotros es una buena noticia si comparamos este presente con la mitad de la temporada", opinó Wolff habida cuenta de que Lewis Hamilton, campeón vigente, viene de ganar dos pruebas consecutivas (Brasil y Qatar) y está a solamente ocho unidades del líder del certamen, el neerlandés  Verstappen: 351,5 a 343,5.

Si el domingo Verstappen gana la carrera será nuevo campeón en caso de que Hamilton no logre pasar del séptimo puesto. Pero, además, la Copa de Constructores está todavía más pareja: Red Bull (Verstappen y el mexicano Sergio "Checo" Pérez) suman 546,5 ante 541,5 de Mercedes (Hamilton y el finés Valtteri Bottas).
Wolff sabe que Mercedes llega muy fuerte a las dos últimas carreras.


Wolff, sin embargo, tiene muchas expectativas: "Esta es la mejor versión de la W12 de la temporada. Estamos más motivados que nunca y esperamos ser veloces. No vemos la hora de salir a pista".



La F1 correrá el domingo en Arabia Saudita: el circuito callejero de Jeddah albergará por primera vez una carrera de la categoría. Será con luz artificial y tres sectores para aplicar el DRS. "Es un desafío completamente nuevo, una pista desconocida que demandará un enorme trabajo para iniciar el fin de semana el viernes con el pie derecho porque la información que podamos recabar en las primeras sesiones será clave", concluyó Wolff.

Comentarios