La Sanzaar, el conglomerado de federaciones organizadoras del Rugby Championship, confirmará en las próximas horas a Queensland, Australia, como la nueva sede del torneo, tras los encuentros cancelados en Oceanía, a causa de la pandemia de coronavirus.

La decisión de trasladar el certamen a Australia se alcanzó luego de una reunión de urgencia de la Sanzaar para, de esa manera, lograr la continuidad de encuentros pendientes, tras haberse disputado solo la segunda fecha.


En la fecha inicial, Nueva Zelanda goleó a Australia por (57-22), en tanto Sudáfrica venció en las dos presentaciones a Los Pumas (32-12 y 29-3), en los partidos que se han disputado hasta el momento en la ciudad sudafricana de Porth Elizabet.

Los All Blacks no pudieron viajar el fin de semana pasado para jugar en Perth ante Australia, en donde los oceánicos también debían enfrentarse a Argentina, el 11 y 18 de septiembre próximo.


En consecuencia, la posibilidad más firme sería que el partido pendiente entre los Wallabies  y los All Blacks se lleve a cabo el próximo 4 de septiembre en el Opta Stadium en la ciudad Peth. Y posteriormente, la selección de Nueva Zelanda partiría rumbo a Queensland para disputar el resto del Championship.

De acuerdo a esta novedad, el resto del torneo de Rugby Championship, en el que recordemos que participan las selecciones de Australia, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Argentina, se celebraría en Australia; de esta manera queda descartada la otra variante que postulaba a las ciudades de Londres, Cardiff, Dublin y Edimburgo, todas en Gran Bretaña, como nuevas sedes de los encuentros.


Asimismo, quedaría también de lado el ofrecimiento de la Unión de Rugby de Sudáfrica (SARU) para que su país sea sede de lo que aún resta jugarse del certamen.

De esta manera y de confirmarse el escenario, los planteles de Sudáfrica y Argentina estarían dos semanas aislados una vez que arriben al nuevo destino.

E l torneo seguiría con cuatro encuentros dobles que se llevarían adelante desde el 10 de septiembre al 3 de octubre en las ciudades de Brisbane, Gold Coast y Townsville, en Australia, y los estadios que estarían en condiciones para recibir los partidos serían el Cbus Super Stadium, Suncorp Stadium y Queensland Country Bank Stadium.


Ante esto, Los Pumas volverían a jugar por el Rugby Championship el 11 de septiembre con los All Blacks de Nueva Zelanda y una semana más tarde tendrán la revancha.

Por último, afrontarán los dos encuentros ante Australia: el 25 de septiembre y el 2 de octubre, en sedes a confirmar.

Comentarios