Fue nada más que un susto grande, pero pudo haber sido una tragedia. El protagonista fue el laureado ciclista colombiano Nairo Quintana, quien salió ileso de un accidente que sufrió este viernes cuando fue atropellado por un auto mientras se entrenaba en las rutas del departamento de Boyacá, que une a las localidades de Tunja y Motavita.



El ciclista de 30 años, ganador del Giro de Italia de 2014 y de la Vuelta a España en 2016, contó cómo fue el accidente cuando el conductor imprudente del vehículo que lo chocó se adelantó al auto que acompañaba al deportista durante su entrenamiento.

"Muchas gracias a todos por los mensajes de aliento. Había preocupación. Es verdad que esta mañana me había atropellado un carro. Teníamos nuestro vehículo acompañante atrás, lo adelantó y se vino frente a mi. No tuve como verlo, yo iba por la línea blanca y me atropelló", detalló el colombiano en un video subido a Twitter por su equipo el Arkea Samsic. 

El ciclista colombiano fue rápidamente socorrido y, por fortuna, sólo sufrió lesiones leves.

Enseguida, contó las lesiones que sufrió en el accidente: "Tengo un un pequeño raspón, un golpe en la rodilla derecha y otro en el muslo izquierdo, que fue donde choqué contra el espejo retrovisor del vehículo que me atropelló. Ahora estamos a la espera de unos exámenes que me mandé a hacer para descartar cualquier lesión que me pueda afectar la preparación de los compromisos que vienen. Estoy bien y de esta saldremos mejor".

Comentarios