Es una situación que se torna cada vez más extraña y tensa. Y el gran protagonista es Novak Djokovic, número uno del ranking mundial, quien fue incluido por los organizadores del Abierto de Australia en el sorteo del certamen pese a su posible deportación, y debutaría ante su compatriota Miomir Kecmanovic en el intento de obtener por décima vez el primer Grand Slam del año.


Por su parte, el español Rafael Nadal debutará ante el estadounidense Marcos Giron, mientras que el argentino Diego Schwartzman (13ro. en el escalafón) hará su estreno ante el serbio Filip Krajinovic (39no.), indicó la organización del certamen.

El sorteo se inició con un retraso de una hora y se desarrolló mientras se aguarda que el ministro de Inmigración australiano, Alex Hawke, se pronuncie sobre la permanencia de Djokovic en el país.


En cuanto a los otros argentinos que tomarán parte del certamen, que comenzará el lunes próximo en la ciudad de Melbourne, Federico Delbonis (42do) jugará ante el español Pedro Martínez (61ro), Federico Coria (64to) ante el francés Gael Monfills (19no), Facundo Bagnis frente al chileno Cristian Garín (18vo), Juan Manuel Cerúndolo (81ro) ante un adversario de clasificación y Sebastián Báez (95to) frente al español Albert Ramos Vinolas (44to).

Comentarios