El tenis argentino estará pendiente este miércoles de lo que suceda en los cuartos de final de Roland Garros, donde Juan Martín del Potro y Diego Schwartzman buscarán un lugar en las semifinales del segundo Grand Slam de la temporada. En el segundo turno del estadio Suzanne Lenglen, a las 10.30 (hora argentina), Delpo se enfrentará con el croata Marin Cilic. En el mismo turno, pero en el estadio Philippe Chatrier, el Peque tendrá como rival al español Rafael Nadal, diez veces campeón del certamen parisino.

 

En caso de sortear con éxito sus respectivos compromisos, habrá duelo albiceleste en las semifinales, por lo que Argentina se asegurará un jugador en la final del torneo después de 13 años. El último fue Mariano Puerta, quien perdió, precisamente, frente a un Nadal que comenzaba su increíble cosecha de títulos en el torneo más importante del circuito sobre polvo de ladrillo.

 

El historial entre Del Potro y Cilic favorece ampliamente al tenista tandilense, que triunfó en 10 de los 12 partidos que los tuvo a ambos frente a frente, en los siete últimos de forma consecutiva. El antecedente inmediato es de 2017, cuando el argentino eliminó al balcánico en las semifinales del ATP de Basilea (Suiza).

 

Por el contrario, Schwartzman nunca pudo vencer a Nadal, que se impuso en los cinco partidos que disputaron. La última victoria de Rafa sucedió este año en los octavos de final del Masters 1000 de Madrid (España).

 

Sorpresa italiana

La primera semifinal del torneo se definió ayer y tendrá como protagonistas al austríaco Dominic Thiem, vencedor del alemán Alexander Zverev por 6-4, 6-2 y 6-1, y el italiano Marco Cecchinato, quien dio la sorpresa al derrotar al serbio Novak Djokovic por 6-3, 7-6, 1-6 y 7-6.

 

El siciliano de 25 años, verdugo del santiagueño Marco Trungelliti y del español Pablo Carreño en rondas anteriores, nunca había ganado un partido en Roland Garros ni en ningún otro Grand Slam hasta esta edición y este martes se convirtió en el jugador peor clasificado en el ránking mundial (72º) en alcanzar las semifinales desde que el ucraniano Andrei Medvedev (100º) lo lograse en 1999.

 

Cecchinato y Djokovic ofrecieron un vibrante final a las casi tres horas y media de duelo en la Suzanne-Lenglen, con Nole salvando hasta tres match points y gozando de otras tantas chances para llevarse el cuarto set.

 

Visiblemente decepcionado después de su derrota, el serbio puso en duda su presencia en la temporada sobre césped.

 

"No sé si jugaré sobre césped", respondió al ser preguntado sobre sus planes para las próximas semanas. "No puedo darles una respuesta", añadió. "No quiero pensar en tenis en este momento", confesó a continuación, para pesar de los aficionados a Wimbledon.