La última vez que apareció en los medios fue en los Juegos Panamericanos de Lima, donde una lesión le impidió rendir al máximo y debió abandonar. Cuando estaba lista para volver, operación mediante, el coronavirus suspendió el Grand Prix de Rusia, por lo que emprendió el regreso a Buenos Aires, realizó la correspondiente cuarentena obligatoria para todos los turistas que "pegaban la vuelta" desde el exterior y, una vez confirmado de que no se contagió de la enfermedad que actualmente es pandemia, decidió llevar adelante su vida normalmente. Lo que para muchos podría significar algo no grato, a Paula Pareto le nace del alma. Es por eso que se reincorporó a las guardias médicas correspondientes y se alistó para combatir el virus que tiene a maltraer a todo el mundo. Sí, la Peque cambió el tatami por el guardapolvo y es una más a la hora de ayudar a los que más lo necesitan.

En la vida de Pareto hay dos cosas que la apasionan: el judo y la medicina. En lo deportivo, alcanzó la gloria máxima en los Juegos Olímpicos de Río, donde se quedó con el oro en su categoría. En el ámbito laboral, se distanció de su carrera para realizar la residencia hospitalaria y por fin poder atender.

Y en tiempos donde la pandemia crece a pasos agigantados, ella decidió retomar su actividad normalmente con tal de poder ayudar al prójimo. "Es algo que me nació. Soy médica y estoy para ayudar a todos", comentó la Peque, para de inmediato profundizar: "son días movidos, pero es lo que me gusta. Ya habrá tiempo para el resto".

"Ya cumplida mi cuarentena, vuelvo a trabajar de lo que elegí, y de lo que volveria a elegir siempre. Si bien los médicos traumatólogos no estamos hoy en el frente de batalla directo, somos igual parte del equipo de salud que enfrenta antes que nadie a esta pandemia y que ayudaremos a donde sea necesario. A la batalla una vez más, algunos desde su casa, nosotros en un hospital, pero siempre unidos en equipo por la misma causa. ¡Nosotros podemos!", describió en su cuenta de Instagram al momento de volver a tomar servicio. 

Siempre solidaria

La donación de sangre para los deportistas de alta competencia es algo que no está recomendado. Por tal motivo, Pareto aprovechó el parate obligado por la pandemia para ser donante. "En mi caso fue algo que siempre quise hacer, pero por mi peso o por hacer deporte de alta intensidad nunca me dejaron. Hoy, ante la escasez total de dadores, la situacion de salud actual que lo necesita mas que nunca y la falta de certeza en la vuelta a los entrenamientos de alta intensidad, aprovecho para poder cumplir ese deseo. ¡Todo tiene su lado positivo!", manifestó.

Comentarios

Ver más productos

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

Confesiones: "Alberto es un tipo temperamental"

¿Qué hacer el fin de semana largo?

¿Qué hacer el fin de semana largo?

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: la verdadera historia

Evita: la verdadera historia

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos