Parece que fue ayer, pero ya pasaron 11 años. Pero eso no le quita brillo a ese 14 de septiembre de 2009 en el que Juan Martín Del Potro ingresó en la historia grande del tenis argentino al consagrarse campeón del US Open tras vencer en la final al suizo Roger Federer, en Nueva York, ciudad que fue testigo de la conquista de un Grand Slam que únicamente habían ganado dos compatriotas ilustres, Guillermo Vilas en 1977 y Gabriela Sabatini en 1990.



Del Potro, en esa época con 20 años, alzó el trofeo tras vencer a Federer por 3-6, 7-6 (7-5), 4-6, 7-6 (7-4) y 6-2 luego de una batalla que duró cuatro horas y seis minutos, con un tenis de altísimo nivel que le permitió conquistar el trofeo con el que siempre había soñado ante el número uno del mundo que buscaba su sexto título consecutivo en Nueva York.

El tandilense mostró en la final armas para levantarse y luchar tras un comienzo adverso, lo que sería luego un reflejo de su carrera, interrumpida por lesiones una y otra vez, al punto que sigue luchando por recuperarse de una lesión en la rótula derecha que lo mantiene inactivo y consultando a distintos especialistas.
Del Potro dejó el alma y más para ganar aquella final.


Con esta conquista, el tandilense ganaba el séptimo Grand Slam para el tenis argentino, luego de las cuatro consagraciones de Vilas (dos veces Australia, Roland Garros y el US Open), el US Open ganado por Sabatini y ese grito inolvidable de Gastón Gaudio, en 2004, en Roland Garros. Ese fue el único "grande" de Delpo, aunque durante los últimos años logró otros títulos importantes.

El gigante de 1,98 metros comenzó su campaña con un triunfo en la ronda inicial sobre su compatriota Juan Mónaco por 6-3, 6-3 y 6-1,. Luego, en segunda venció, al austríaco Jurgen Melzer por 7-6 (8-6), 6-3 y 6-3, y en la tercera al austríaco Daniel Koellerer por 6-1, 3-6, 6-3 y 6-3.

En la segunda semana, en octavos de final, le ganó al español Juan Carlos Ferrero por 6-3, 6-3 y 6-3, y en cuartos al croata Marin Cilic por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-1. En semifinales, Del Potro jugó uno de los mejores partidos de su vida para ganarle al súper campeón español Rafael Nadal por 6-2, 6-2 y 6-2, y en la final se dio un gusto grande ante Federer, considerado el mejor tenista de todos los tiempos y que venía de ganar el US Open cinco veces seguidas.

El logro cobra aún más dimensión al lograrlo ante Roger Federer.


La final fue dramática. Del Potro no empezó bien, se vio superado y caminó por la cornisa en muchos tramos del partido, aunque su instinto lo mantuvo de pie, se recuperó en los tie breaks y, en el último set, mostró toda su categoría de campeón.

Delpo tuvo dos match points que no aprovechó, pero en la tercera oportunidad no falló y se erigió en el campeón del US Open, su torneo preferido, tocando el cielo con las manos y logrando uno de los mayores hitos para el deporte argentinos en los últimos tiempos.

Emoción a flor de piel y una loca invitación

Años más tarde, Juan Martín contó que “uno de los momentos más lindos fue cuando me entregaron la Copa, que le doy un beso y la levanto. Yo todavía estaba muy emocionado, lloraba como un nene. Desde que empecé a entender el tenis que quería ganar ese torneo. Y ese día, en esa noche se hizo realidad”.

Delpo besa al trofeo que siempre ansió tener en sus manos.

Además de esto, el tandilense contó una anécdota que, realmente, llamó la atención: "Cuando terminó la final estaba festejando con todo mi equipo y se hizo muy tarde. Llegamos al hotel como a las dos de la mañana y de pronto sonó el teléfono. Cuando atiendo, del otro lado estaba Justin Timberlake”.

Pero, ¿qué quería el famoso cantante? "Me estaba llamando para invitarme a una fiesta privada que había organizado con su gente, porque él había estado en el partido y sabía que yo quería celebrar", recordó el tenista. "Se le ocurrió agasajarme con su propia fiesta y sin dudarlo fuimos a festejar. Me acuerdo que duró hasta altas horas de la noche", concluyó Del Potro.

Reviví el momento de la consagración de Del Potro: 

Comentarios

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos