El objetivo lo tiene en su cabeza. Y no hay nada que lo pare, ni la ola de calor que azota a nuestro país. Juan Martín Del Potro se sigue entrenando con todo con el objetivo de poder estar presente en el Argentina Open, de 7 a 13 de febrero en Buenos Aires, luego de la estafa sufrida por su padre.

A pesar de los 40 grados de temperatura que daba el termómetro en Tandil, el argentino de 33 años que ocupa el puesto 756 del Ranking ATP entrenó hoy en el Club Uncas con múltiples ejercicios sobre polvo de ladrillo bajo la atenta mirada del entrenador Marcelo Gómez, su formador y quien lo acompañó en su rehabilitación de finales de 2015 y comienzos de 2016.

En esa práctica, Delpo dio un paso gigante en su recuperación con movimientos más aceitados en la práctica del saque, la devolución a una o dos manos y diferentes tiros cruzados o paralelos.

Comentarios