Está en la segunda semana, y entre los 16 mejores. Con mucho esfuerzo pero imponiendo su juego, Juan Martín del Potro (4) derrotó al francés Benoit Paire (47) por 6-4, 7-6 (7-4) y 6-3 en un partido accidentado y pasó a octavos de final de Wimbledon. Además, el tandilense superó a David Nalbandian como el argentino que más veces consiguió alcanzar los octavos de final, en cuatro ocasiones, y el que más triunfos consiguió en este torneo, con 20.

Delpo se llevó un primer set (6-4) más reñido de lo que indica el marcador, y en el que ambos sufrían para conservar un servicio que en Wimbledon es un salvoconducto. A partir del segundo set, Paire empezó a dejar muestras de su carácter volcánico, seguramente porque su buen juego se vio frenado por un dolor en la rodilla y por ceder el parcial en el tie break. Si en 2015 había dicho que Wimbledon era "un asco" y le dio una patada a una silla en un partido, este sábado habló consigo mismo en voz muy, alta, se enojó con el árbitro y con él mismo. Incluso, hasta Delpo perdió la paciencia y, con gestos, le puso freno a los berrinches del galo.

El tercer set fue un paseo del tandilense hasta el 3-0, con un Paire que no ofrecía sino fogonazos de su carácter pero que se despertó para igualar 3-3. Del Potro se dio por avisado y ganó los tres siguientes juegos, no sin que antes el partido tuviera que interrumpirse 10 minutos por el desmayo de un espectador a causa del calor (31 grados de máxima).

El próximo rival de Del Potro será otro francés, Gilles Simon (53), que venció al australiano Mathew Ebden (51) por 6-1, 6-7 (3-7), 6-3 y 7-6 (7-2).

Lóndero, campeón

No es un Grand Slam, pero un título es un título. Y se lo llevó Juan Ignacio Lóndero (170), quien se impuso al boliviano Hugo Dellien (120) por 3-6, 7-5 y 6-4 en la final del Challenger de Marburg, Alemania, sobre polvo de ladrillo. Este es el segundo challenger que gana el cordobés.

Comentarios