Por Horacio pascuariello

Alguien cerca tuyo tiene una captura, detrás se escucha un insulto por una clavada errada y de repente una suave llevada te pone en alerta, ahí pareciera darte el dulce este pez, como que quisiera mantener tu atención, sin embargo, esto se disipa y de nuevo a fijar la mirada en las líneas por un periodo indescifrable.

Aclaro que no es una queja, al contrario, creo que lo atrayente es ser paciente y tomar la decisión en la única, o las únicas oportunidades que te da este rápido nadador, que en esta época del año es casi el rey del Río de la Plata. Por eso mientras observaba las boyas ir y venir balconeando desde el muelle del Club de Pescadores pensaba como definir las sensaciones que da esperar el pique del mañoso pejerrey, el cual por momentos entusiasma y en otros te deja esperando, de ahí el título de hoy.

Al centenario Pescadores lo encontramos embanderado e impecable, con sus colores más brillantes que nunca y con un rio en buen nivel; el viento estaba del noreste y el pronóstico prometía que después del mediodía giraría dándonos otras posibilidades, vale aclarar que nuestro pez bonaerense necesita oxigenarse para estar en plena actividad y el viento es primordial. La mañana fue dando esporádicos pejerreyes de distintos tamaños en las cañas de los parroquianos, mientras tanto yo cambiaba por otros colores y tamaños de boyas tratando de dar con la línea exacta, sin embargo, la que me dio algunos resultados a la postre fue el barranquin, un aparejo que trabaja desde el fondo fijado con un pequeño plomo y marca el pique con una boya.

Fui testigo de curiosas capturas en las líneas de flote, como por ejemplo una famélica boga que tomo el filet de mojarra, y gordos bagres amarillos que subían a morder las mojarras ofrecidas en los anzuelos de pejerrey. Podríamos decir que, aunque fuimos en específico en busca de una especie, dimos con otras que no esperábamos, y en aparejos que nos son los habituales, días antes los pejerreyes habían salido de fondo, y en jornadas con el rio en su máximo nivel se los obtuvieron a unos 20 centímetros de profundidad con distintos cebos como: gusanos, lombriz roja, filet de pejerrey, de dientudo, mojarra viva y salada, o sea les sugerimos tener estas carnadas alternativas en el bolso si nos arrimamos a la costanera.

Esta institución que esta pronta a cumplir 118 años el próximo 3 de agosto volvió a tener su sede central abierta todos los días de 6 a 23 horas después de los anuncios oficiales, su Sede Guazú: abierta, con alojamiento. Sedes Chascomús, Santa Clara y Barca Grande: siguen actualmente a la espera del Decreto Oficial. Si queres asociarte o conocerlos ingresa a www.club-pescadores.com.ar.

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos