El emiratí Mohammed Ben Sulayem, ex piloto de rally, será el sustituto del francés Jean Todt, que llevaba tres mandatos consecutivos, en la presidencia de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) durante los próximos cuatro años, luego de imponerse este viernes en las elecciones de la entidad.



Mohammed Ben Sulayem, de 60 años, recibió un respaldo del 61,62% contra el 36,62% de su adversario político, el británico Graham Stoker (69 años) y se convirtió en el primer presidente no europeo que dirigirá la FIA.


Con experiencia en el Mundial de Rally y 14 títulos en el circuito de Oriente Medio, el emiratí es presidente de la federación de motor de Abu Dhabi (conocida como EMSO) y uno de los principales gestores del Gran Premio de F1 en Yas Marina. Dentro de la FIA fue vicepresidente de deporte y miembro del Consejo Mundial entre 2008 y 2013, y reelegido en 2017, entre otros cargos. En su lista electoral incluyó a Fabiana Ecclestone, mujer de Bernie -exdirector de la F1- para ejercer la vicepresidencia deportiva en Sudamérica.



Entre sus propuestas de gobierno se destaca el impuso del automovilismo en países como China o India, el desarrollo de una plataforma para que los pilotos jóvenes puedan competir a menores costos y la designación de un CEO para diferenciar la gestión de la presidencia.

Comentarios