Flojo por donde se lo mire, superado en todos los sectores y dejando una muy pálida imagen. Y, claro, todo coronado por una amplia derrota. En el último partido de la gira, Los Jaguares fueron vapuleados por Stormers de Sudáfrica 35-8 por la 5ª fecha del Super Rugby.

Una de las claves de la caída fue la falta de contundencia que mostró el equipo que dirige Gonzalo Quesada. Después del try conseguido por Bautista Delguy (salió por un golpe en el tobillo derecho), a los 5 minutos del primer tiempo, Jaguares tuvo cuatro chances claras de volver a vulnerar la línea de ingoal contraria, y no concretó ninguna. La más nítida, y a la vez más complicada de explicar, tuvo lugar a los 12 minutos del segundo tiempo, cuando Santiago Medrano, dentro del ingoal, perdió el control del balón cuando se disponía a anotar.

En contrapartida, Stormers mostró una contundencia demoledora. En 13 minutos concretó dos ataques que terminaron con los tries de Siya Kolisi y Herschel Jantjies, los cuales pusieron el encuentro 30-8, y lo terminaron liquidando.

Después del try de Jantjies se vio la peor cara de Jaguares. Con excepción de lo hecho por Guido Petti y Pablo Matera, el equipo argentino no tuvo orden para defender, no generó juego para salir de su campo y cometió muchísimos errores en el manejo del balón, llevado en parte por la desesperación en la cual cayeron la mayoría de sus jugadores.

"Fallamos en las formaciones fijas y así es difícil jugar. Ellos impusieron su juego físico y nos superaron", señaló Petti tras el partido.

El próximo desafío para Jaguares será el sábado 30 de marzo cuando, en Vélez, reciba a los Chiefs de Nueva Zelanda.

Comentarios