Luego del maratónico partido en el que Kevin Anderson derrotó a John Isner, fue el turno de saltar a la cancha para el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic. Y, luego de tres vibrantes sets, el encuentro se postergó para este sábado.

Hasta el momento de la suspensión, el balcánico se imponía 6-4, 3-6 y 7-6 (9), cuando el reloj marcó las 23 en Londres y la postergación.

¿Por qué no continuó? Por reglamento del barrio donde se lleva a cabo Wimbledon, no puede haber actividad pasado ese horario. Por eso, se decidió la postergación de la segunda semifinal del tercer Grand Slam de la temporada.