Luego de que en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 Estados Unidos perdiera la medalla de oro en básquet, desde norteamerica decidieron citar a sus mejores jugadores NBA con el único objetivo de que en todas las competencias de este estilo levantar la más preciada de las preseas. Tal es así que para Barcelona 1992 armó un verdadero Dream Team, con Michael Jordan a la cabeza, y desde entonces lo único que cosecharon fueron triunfos. Pero nunca imaginaron que en la cita de Atenas 2004, un grupo de "mortales" podían dar un nuevo golpe en su ascendente historia y serían protagonistas de un hito que, hasta la actualidad, nadie pudo repetir.

En las semifinales de la competencia que se desarrolló en Grecia, Estados Unidos llegaba como gran favorito y el "cuco". Sin embargo, la fiesta se transformó en pesadilla y todo fue por culpa de doce jugadores argentinos, quienes consiguieron un magnífico triunfo que les permitió meterse en la final por el oro.

Un día como hoy, pero de 2004, la Argentina de Emanuel Ginóbili, Luis Scola, Fabricio Oberto y comandada por Rubén Magano, venció de manera categórica a los estadounidenses por 89-81, para transformarse en el primer país en la historia que consiguió triunfos consecutivos en torneos internacionales, tras haberle ganado en el Mundial de Indianápolis, dos años antes.

Tim Duncan, Stephon Marbury, Allen Iverson, Richard Jefferson y los jóvenes LeBron James, Dwayne Wade y Carmelo Anthony son algunos de los jugadores estrella que representaron a los norteamericanos en ese torneo. Todos, figura de la NBA y que se vieron opacados por la brillante labor de los nuestros.

A pesar de lo "parejo" del resultado final, lo concreto es que a lo largo de los 40 minutos que duró el encuentro nunca existió esa diferencia, sino que fue mucho mayor para los nuestros.

Desde el arranque, con la base de Pepe Sánchez, el goleo de Manu, la defensa de Andrés Nocioni y el juego interior de Oberto y de Rubén Wolkowyski, los de Rubén Magnano dejaron en claro que no iban para la foto, sino que querían escribir otro hito en su carrera.

Los ingresos de Alejandro Monteccia, Carlos Delfino, Walter HermannHugo Sconochini, Gabriel Fernández y Luis Scola le dieron grandes resultados a la Albiceleste, que se fue al descanso largo arriba por cinco. El único que no vio acción fue Leo Gutiérrez.

Todo fue felicidad ese día.

En el tercer cuarto es donde se produjo el quiebre definitivo del partido, ya que los nuestros se lo quedaron por 27-19 para marcar la máxima distancia a su favor.

El desconcierto era tal en los norteamericanos que no se bancaron la derrota y a falta de un puñado de minutos para que concluya, Marbury golpeó de mala manera a Oberto, quien sufrió una fractura en su mano, motivo por el cual se perdió la final.

La volcada de Scola en el último segundo, el grito del Puma a la tribuna, Manu agarrándose la cabeza y gritando sin parar. Argentina acababa de escribir un hito. Cortaba una hegemonía y estaba próximo a tener su mayor hito.

¡Reviví el partido entero!

Comentarios

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos