PSG le ganó de forma agónica a Angers el viernes, pero en París poco se habla de fútbol. Es que la separación de Mauro Icardi y Wanda Nara se roban todas las miradas, con el atenuante que la "China" Suárez aparece en el centro del escándalo.

Si bien en un primer momento la novedad surgió como un simple rumor por una publicación (otra familia que te cargaste por zorra), a las pocas horas se confirmó. ¿De qué manera? En diálogo con Keren Weinstein, más conocida en sus redes sociales como @chismesdeker, la empresaria anunció que le puso fin a su relación con el futbolista tras siete años de matrimonio.

“Me separé”, decía el mensaje que la mamá de Valentino, Benedicto, Constantino, Isabella y Francesca le envió a la redactora. 

Hasta el viernes por la tarde, todo parecía estar bien en la pareja. Nara compartió una foto de sus hijas en el estadio Parque de los Príncipes donde jugaba el equipo de Icardi. Él, que estaba etiquetado en la publicación, incluso la replicó en su propia cuenta de Instagram. Pero todo cambió este sábado...

Comentarios