En 1997, Norberto Fontana cumplió uno de sus grandes sueños: ser piloto de la Fórmula 1 a bordo de un Sauber. Dos décadas después, el arrecifeño encontró su vehículo con una pequeña particularidad.

Es que en Internet, Fontana encontró que su rodado estaba ¡a la venta!

Comentarios