El fútbol es capaz de despertar pasiones a niveles impensados, especialmente en países donde la pelota es muy influyente en las sociedades. Un claro ejemplo se dio por estas horas en Países Bajos, donde ocurrió algo increíble.

La curva de contagiados por coronavirus crece de forma sideral y, en consecuencia, el gobierno tomó la decisión de implementar ciertas restricciones. Una de ellas es que ningún equipo amateur pueda entrenar entre las 17 y las 5AM.

Esas nuevas normas dificultaban la posibilidad de ensayar a Quick Boys -de la Tercera División-, contemplando que son amateurs y que habitualmente practican después de realizar sus trabajos. En consecuencia, con la intención de no romper las normas pero con el anhelo de marcar un precedente, programó su entrenamiento a las cinco de la mañana en su estadio. Y la respuesta de sus hinchas recorrió el mundo...

Su afición, en un gesto que ya se hizo viral, les quiso reconocer su esfuerzo madrugando también ellos para animarlos con bengalas, fuegos artificiales y cánticos pese a lo intempestivo del horario..

Mirá el video

Comentarios