Tres personas fueron detenidas por el homicidio de Daniel Correa Freitas, jugador de San Pablo, y quien antes de ser asesinado le fueron extirpados sus genitales con un arma blanca.

Los arrestados son un hombre, identificado como Edson Brittes Júnior, la esposa de éste y su hija de 18 años, quien invitó al futbolista a su fiesta de cumpleaños en la localidad de Sao José dos Pinhais, en la región metropolitana de la ciudad de Curitiba. Las autoridades buscan además a otros tres sospechosos.

Comentarios