Después de varios años fallidos ante RiverBoca parece haber encontrado la fórmula para festejar en los superclásicos. Desde el arribo de la actual dirigencia, el "Xeneize" hizo un cambio de chip ante el rival de toda la vida y este fin de semana volvió a dar una nueva muestra. 

A pesar de no ser el favorito, dio una prueba de autoridad y se quedó con el clásico (por 1-0) con gol de Sebastián Villa. Las celebraciones fueron de diferente índola: algunos simpatizantes se inclinaron por alentar netamente a su equipo, otros se aferraron a la chicana con el rival de toda la vida y otro porcentaje se aferró a las fotos para simbolizar el amor por la institución.

Muy distinta fue la celebración de Sol Rivas, confesa fanática del club de La Ribera. La influencer fue invitada para trabajar en stream por TNT Sports junto a Grego Rossello -fanático de River- y contaban anécdotas en pleno desafío.

La actual pareja de Nicolás Colazo no pudo contener su fanatismo y gritó eufóricamente el gol del colombiano, inclusive golpeando el escritorio de la cabina mientras de fondo había un silencio muy pronunciado de los simpatizantes "millonarios". 

"El primer grito no lo pude contener! NUNCA me fue tan difícil seguir pautas de laburo (una de ellas fue que no pude usar la camiseta, por obvias razones) BOCA BOCA BOCA!!!! Día inolvidable!", manifestó en su cuenta de Twitter.

Mirá el video

Comentarios