Romina Malaspina se hizo conocida por haber participado de Gran Hermano y desde que terminó el reality, no paró de trabajar. Su primer intento en el ambiente artístico fue cuando hizo temporada de teatro en su Mar del Plata natal, lo que le provocó un stress importante.

Debido a ese cambio de vida y su exposición, decidió alejarse de todo un tiempo, para hacerse ciertos retoques estéticos y volver al ruedo como a ella le gusta, más linda que nunca y lista para todo.

La modelo decidió en ese momento animarse al desafío de conducir uno de los noticieros de un canal de cable, pero al poco tiempo se dio cuenta que el periodismo no era lo tuyo y luego de días de pensarlo, abandonó la carrera en su momento de mayor auge, para meterse de lleno para ser cantante y DJ.

La influence hizo presentaciones auspiciosas de sus sets, pero la pandemia del coronavirus la frenó y debió esperar hasta este último verano en Punta del Este para poder llevar su música. En la ciudad uruguaya no paró de hacer presencias, participar de eventos y de producciones de fotos, en las que se la vio muy cercana a Sasha Ferro, la hermana del actor Lionel Ferro, con quien también viajó a Miami meses más tarde.

Romina, que se encuentra muy metida en el mundo de las criptomonedas tras su viaje a Dubai con un misterioso hombre, se hizo viral en las últimas horas por un tremendo video en el que se la ve promocionando una bebida energética que según ella, es lo que le da fuerzas para seguir viajando, como lo hizo para llegar a Bariloche, junto a su grupo de trabajo para disfrutar y crear nuevo material para las redes.

Comentarios