Romina Malaspina es una de las modelos argentinas más stalkeadas en las redes sociales, especialmente desde que se hizo una serie de retoques estéticos tras abandonar la casa de Gran Hermano. La modelo, que alguna vez se animó a subirse a un escenario para hacer temporada de teatro, ahora tiene otros planes y es el de seguir creciendo como influencer.

Para ello, la marplatense viajó a Bariloche junto a su grupo de trabajo para generar contenidos para su nuevo proyecto en Instagram, mientras disfruta de los hermosos paisajes. Eso así, nunca se olvida de generar algo con cada posteo, como aquel que hizo frente a la ventana  con una colaless y un top de mangas largas color nude, para generar un posteo que acompañó con la frase: "Mostrar un poco de piel no le hace daño a nadie, no?".

 

La ex periodista, que supo conducir un noticiero de un canal de cable, no para de promocionar diferentes canjes que consiguió para ella y todos los que la acompañan y por eso es común, siempre con una foto sexy de ella, verla compartir momentos únicos en las redes sociales con un fondo paradisíaco.

Romina Malaspina está disfrutando de Bariloche y generando contenido para sus redes sociales.

Romina regresará pronto a Buenos Aires dónde tiene un par de compromisos laborales y reuniones, sin descuidar su nueva pasión, el de las criptomonedas. La joven aprendió mucho de las monedas virtuales cuando viajó a Qatar junto a un historioso hombre que le enseñó todo.

Comentarios