Es una relación que esta rota desde hace muchísimo tiempo y que no tiene retorno porque son dos personas que se encuentran en las antípodas. Y esto quedó demostrado una vez más cuando Juan Román Riquelme, actual vice de Boca, se encontró con el ex presidente Daniel Angelici en la cena que el miércoles hubo en Conmebol. 

Según cuentas testigos, el colombiano Francisco Maturana lo llamó a Román para que se acercara a su mesa a saludarlo. Obviamente, el ex futbolista accedió al pedido pero, cuando llegó, se dio cuenta que en la misma estaban sentados Daniel Angelici, que tiene una relación de amistad con Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol, y su hijo.

Ante esto, Riquelme le extendió su mano al ex mandatario del club para saludarlo pero, en contrapartida, se encontró con una actitud cargada de desprecio y poca educación, ya que Angelici se negó a extender la suya para concretar el saludo. "¿No me vas a saludar?", dijo Román. "No", contestó fríamente el "Tano".

La situación no pasó inadvertida y todos quedaron en silencio. Pero, al ver esto, fue el ex presidente de Bolivia Evo Morales el que salió a "rescatar" a Riquelme y se lo llevó a otra mesa donde estaba Jorge Brito, mandatario recién electo de River.

Comentarios