Este martes, un grupo de ladrones intentó ingresar a robar en las casas de Ezequiel Garay y Ramiro Funes Mori en la ciudad de Valencia, mientras jugaban partidos de La Liga o participaban de las concentraciones de sus equipos.

Los robos no pudieron concretarse gracias a que la seguridad en la urbanización Torre en Conill donde viven ambos jugadores actuó de manera instantánea para evitar los siniestros.

Ante este panorama y dado que varios futbolistas de los conjuntos valencianos viven allí, durante el partido de ida por los cuartos de final de la UEFA Europa League entre ambos equipos se realizó un operativo especial, pero sin éxito.

Comentarios