Mauro Icardi está viviendo un verdadero drama desde que se conoció que su separación de Wanda Nara, en medio de rumores de infidelidad de él que involucrarían a una tercera en discordia y todas las miradas apuntan a María Eugenia "La China" Suárez, quien está acusada de destruir el matrimonio de Ana Carolina "Pampita" Ardohain con Benjamín Vicuña. El delantero tomó una drástica determinación ayer y con el fin de viajar a Milan para reconquistarla, pidió permiso en el PSG y faltó al entrenamiento del equipo dirigido por Mauricio Pochettino y este lunes, esa situación se repitió.

Atrapado realmente en este conflicto familiar que parece una novela y al cual parece faltarle muchos capítulos, Icardi tiene bien en claro que su ausencia en las práticas tiene una inmediata consecuencia deportiva para él y la primera a la vista que es que será baja para el cotejo que su equipo jugará este martes ante Leipzig por la fecha 3 de la fase de grupos de la Champions League.

Todo este escándalo comenzó cuando Wanda Nara, quien también es representante del futbolista, después de publicar una tremenda historia en Instagram en la que hablaba de una "zorra" que había "destruído otra familia", lo dejó de seguir en las redes sociales, borró la mayoría de las fotos junto a él y emprendió viaje desde País a Milan con el fin de pasar el Día de la Madre con las dos hijas de matrimonio, Francesca e Isabella.

Comentarios