Primero fue Franco. Ahora, también Valentín. Y el combo se va a completar con Ezequiel Carboni. ¿Cómo es esto? Es que tanto el ex mediocampista y ahora DT se irá a trabajar a las divisiones juveniles del Inter, donde ya están jugando sus dos hijos.

La trilogía se concretó luego de que el Nerazzurri pagara 300.000 euros por el pase de Valentín, de 15 años, quien era jugador de Catania, club que recibirá un porcentaje ante una futura venta. De esta manera se unión a su hermano Franco, que estaba en el club desde enero.

Pero para que el círculo se cierre, el Kely también trabajara en las divisiones inferiores del club, por lo que seguirá in situ la carreras de sus dos hijos. 

Valentín juega en la selección juvenil de Italia y es una gran promesa.

Comentarios