La FIFA registró 45 casos de acoso sexista, 15 de ellos a periodistas, durante el Mundial, informó el ente durante el panel de discusión sobre Diversidad y Antidiscriminación presentado en el estadio Luzhniki de Moscú.

A estos hinchas se les retiró el FAN ID, la identificación que necesitan los aficionados y que funciona en realidad como un visado, lo que supone, en la práctica, su expulsión del país.

Para combatir el acoso, la Casa Madre del Fútbol le ordenó a la televisación oficial y le pidió a las cadenas de televisión que retransmiten los encuentros del Mundial que dejen de enfocar mujeres en las tribunas durante los partidos.

Algo similar a lo que sucede en Irán. En el país asiático los partidos llegan con algunos segundos más tarde, ya que primero la transmisión pasa por un estudio que elimina cualquier imagen en la que se vean mujeres en la gradas, ya que en Irán está prohibido el ingreso de las mismas a estadios en eventos deportivos masculinos.