Sergio Agüero volvió a hacer un vivo por Twitch en el que habló del cabaret de Boca por la falta de respeto pública de Agustín Almendra a Sebastián Battaglia, lo que le costó al volante no sólo la salida del club, sino además la humillación pública de que compañeros como Darío Benedetto expongan una serie de situaciones que según dicen no tienen retorno.

"Hoy se perdió mucho el respeto, a los chicos hay que acostumbrarlos a que seas respetuosos y primero tienen que serlo los padres. Mi viejo me enseñó a no insultar a un compañero, a no insultar a un entrenador, sobre todo al entrenador", afirmó ex futbolista de Barcelona.

"El fútbol tiene a favor que podés estar feliz jugando o podés estar con que el entrenador no te pone. Si el jugador no juega primero los padres están enojados y después le transmiten a los chicos esa mala onda. Y empienzan 'eh, no me ponés, que esto que el otro'. No flaco, por más que con el entrenador no estés de acuerdo, lamentablemente, te la tenés que comer. No le podés falta el respeto. Hoy los pendejos no están haciendo caso, pero creo que es la costumbre de los padres de como crían a los chicos. Antes vos llegabas a decir algo y sabés cómo te echaban del club", añadió.

Comentarios