Quiso imitar a los músicos que, cuando todavía la pandemia no había terminado con todo lo que era habitual, se lanzaban desde el escenario sobre su público, que lo ataja antes de que terminen golpeando contra el suelo. Pero este no fue el caso. 

Se dio en la previa de la final de la Copa del Rey en la que la Real Sociedad le ganó al Athletic de Bilbao por 1-0 para quedarse con el trofeo. Como era de esperar, las calles del País Vasco se llenaron de hinchas y, en ese contexto, se dio esta increíble situación.

Es que un hincha del Bilbao decidió saltar desde un semáforo esperando que atrapado por quienes estaba abajo mirándolo. Pero eso no ocurrió y pegó su espalda de lleno contra el asfalto. Si bien se paró enseguida y no dio muestra de dolor, lo peor llegó un rato más tarde. 

El saltarín comenzó a sentirse mal y tuvo que ser internado en un hospital, donde informaron que el joven había sufrido una rotura de costilla debido al impacto y que esa lesión acabó provocando la perforación de pulmón.

Mirá el tremendo golpe

Comentarios