Los seleccionados de Japón y Senegal sumaron su primer triunfo en el Mundial de Rusia. Los nipones se impusieron 2-1 ante la Colombia de José Pekerman mientras que los africanos hicieron lo propio con el mismo resultado frente a Polonia.

Ambos resultados desataron la felicidad de las dos hinchadas que en el estadio se mostraron muy exaltados tras la victoria.

Esa euforia provocó que los fanáticos dejen las tribunas repletas de basura. Ambas hinchadas reconocieron el desastre que dejaron tras el partido y comenzaron a limpiar sus respectivos sectores. ¡No te pierdas los videos!