Alejandro Gómez era uno de los grandes ídolos del Atalanta de Italia. El jugador era condecorado por la afición del club italiano, institución en la que jugó desde el 2014 hasta el 2021.

En primer lugar, a fines de 2020, un fuerte rumor aseguraba un quiebre entre Gian Piero Gasperini, entrenador del club europeo, y el ex volante de Arsenal de Sarandí. Tal es así que, Gasperini no volvió a convocar a Gómez por una supuesta pelea, de la cual no se conocía ninguna información que pudiera develar la problemática.

Sin embargo, el "Papu" avisó que algún día comentaría la consecuencia que hizo que dejara la ciudad de Bérgamo, y el mismo llegó. El mediocampista de la Selección Argentina reveló lo sucedido.

"Me equivoqué. Lo desobedecí en una indicación y me sacó en el entretiempo", declaró el atacante argentino. "En el vestuario, Gasperini pasó los límites e intentó agredirme físicamente", remarcó.

Dicha situación que afirma el "Papu" Gómez aconteció en el encuentro de Champions League ante el Midtjylland de Dinamarca. "Al otro día pedí disculpas y él no (Gian Piero Gasperini). Atalanta me dejó tirado", sentenció.

Luego de entrar en conflicto, el ex futbolista de San Lorenzo emigró, a la fuerza, al Sevilla de España.

Comentarios